Evento
|América del Sur

SUEZ destaca en el Foro ALADYR 2018 realizado en Santiago

Una importante participación tuvo SUEZ en ALADYR 2018, un evento realizado entre el 9 y 11 de octubre en la capital de Chile, Santiago, organizado por la Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso del Agua A.G. El foco del encuentro estuvo en el diálogo sobre la relevancia que tiene en el contexto actual la desalinización y la gestión eficiente del agua.

Este evento contó con la participación de autoridades y expertos de Chile y la región, quienes buscaron compartir sus experiencias y buenas prácticas en temas relacionados con la gestión del agua, cada día más relevante.

Durante la celebración del mismo, SUEZ Chile fue galardonada como la mejor empresa de Agua en el ámbito de Desalinización y Reúso, premio que se determinó por votación vía internet. 

  
En sus palabras, Larraín destacó el compromiso de la compañía para generar manejos más inteligentes y sustentables de los recursos en todo el mundo, apoyando a los clientes para que respondan adecuadamente a los nuevos desafíos que impone la gestión ambiental en la recuperación de residuos, el uso de soluciones inteligentes para la gestión del agua, y el desarrollo de una oferta integrada y a medida para las necesidades de las distintas industrias promoviendo una economía circular.  

ALADYR 2018 contó con la participación activa del equipo de SUEZ, Miguel Ángel Sanz, Gerente de Desarrollo Estratégico de Infraestructura de SUEZ; Lionel Quezada, Director Comercial de SUEZ en Chile; y Laure Cano, CEO Inversiones Aguas Metropolitanas S.A, entre otros, representaron a la compañía en el evento y sostuvieron encuentros con diversas autoridades, destacando la presencia del Subsecretario del Ministerio de Obras Públicas, Lucas Palacios. 

  

Además, representantes de SUEZ expusieron varios casos de éxito de la compañía. Así lo hizo Jean-Edouard Constant, Director de Ejecuciones Sur Pacífico, experto en desalación, que compartió la positiva experiencia de la planta de Barka, Omán. Esta, en sólo 29 meses, suministra agua segura al país y permitió aumentar el suministro de agua potable de Omán en un 20%. Barka es la planta de desalinización SW más grande de Omán y una de las 10 plantas RO SW más grandes del mundo. 
Por su parte, Heliodoro Hurtado, Director de Operaciones de SUEZ en Chile, expuso sobre el proyecto Sulaibyia, en Kuwait, en el que para la gestión de aguas residuales recurrió a la recuperación de agua como una fuente económica y ecológica para la agricultura.

SUEZ en América Latina es un actor muy relevante. En Chile la compañía gestiona el Ciclo Integral del Agua en las regiones de Los Ríos, Los Lagos y Metropolitana sirviendo a una población cercana a los ocho millones habitantes; en Cartagena, Colombia se abastece de agua a 1,2 millones de personas; las que se suman a los más de 4,5 millones de habitantes de la ciudad de México. Además, SUEZ ha construido más de 550 plantas de tratamiento de aguas residuales. Pero aún se trata de un continente donde hay fuertes necesidades, con más de 139 millones de personas que no tienen acceso al agua potable en sus hogares y donde un habitante de cada 6 no tiene servicios de saneamiento, lo que genera problemas de salud y contaminación al medioambiente, entre otros efectos. 

  

El compromiso de SUEZ es seguir aportando al desarrollo de Latinoamérica y alcanzar cuanto antes el acceso universal al agua potable, así como mejorar la calidad de los servicios hoy existentes en un contexto de cambio climático que nos obliga a poner nuestros mejores esfuerzos.  La desalinización es una oportunidad para la población que reside en los territorios más áridos o zonas con ciclos hidrológicos complejos. A nivel mundial SUEZ produce 2 millones de metros cúbicos de agua desalada al día, con más de 250 plantas construidas.

ALADYR cuenta con el apoyo formal de la Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDYR), de la International Desalination Association (IDA) y de la Caribbean Desalination Association (CARIBDA). Asociaciones con trayectoria exitosa y eficiente en cuanto al tratamiento del agua como una opción que responde a las necesidades de cientos de ciudades y millones de habitantes, las cuales conjugan compromiso, tecnología de vanguardia y el fomento de procesos no contaminantes para la revalorización de aguas consideradas no aptas para el uso o consumo.