Saltar para al contenido principal

En Santiago de Chile, ampliamos la capacidad de las plantas de tratamiento de aguas y generamos energía a través de biogás

Para tratar el agua urbana del 50% de la población de Santiago (población equivalente a 3,7 millones de personas), Aguas Andinas, la mayor empresa de alcantarillado y agua potable de Chile, asignó a SUEZ la construcción de la mayor planta de aguas residuales de América Latina, con una capacidad de 8,8 m³/s. Así, a fines del año 2000, las aguas residuales del gran Santiago fueron tratadas en dos plantas principales : El Trebal y La Farfana. Y, en 2011, SUEZ formó parte del proyecto para la renovación de la planta existente de El Trebal y la construcción de la nueva planta de Mapocho.

Misión

Además de completar la construcción de La Farfana en tiempo récord, renovar El Trebal y construir Mapocho, SUEZ, comprometido con la política de saneamiento y gestión del agua de la Región Metropolitana de Santiago, está a cargo de la Operación y Mantenimiento de estas tres Plantas de Tratamiento de Aguas Resiudales (PTARs) usando toda su experiencia en infraestructuras de tratamiento de agua.

 

SUEZ  llevará a cabo una serie de mejoras, como por ejemplo utilizar el 100% del biogás que se generará a partir de la ampliación de la planta de tratamiento Mapocho-Trebal, y la optimización de los procesos existentes, para duplicar la capacidad de tratamiento de efluentes urbanos en el sitio El Trebal-Mapocho de 380,000 m³/día (2 millones de habitantes equivalentes) a una capacidad máxima futura de 760,000 m³/día (4 millones de habitantes equivalentes).

 

Esta misión contempla también el diseño y la construcción de una planta de tratamiento para eliminar el nitrógeno de los retornos de deshidratación de los lodos digeridos de La Farfana y Mapocho-Trebal, y una modernización de los equipamientos, para aprovechar al máximo el potencial energético de las instalaciones, generado a través de la digestión de lodos, la recuperación de calor y la producción de electricidad, de acuerdo al objetivo de Aguas Andinas. También, tenemos el objetivo de utilizar el 100 % del biogás producido, disponible para generar energía eléctrica y térmica.

Nuestra Solución

Operación, mantenimiento y mejoras de las plantas de tratamiento de aguas residuales del Gran Santiago

Durante los 10 años de adjudicación, estaremos a cargo de la operación y mantenimiento continuo de las plantas Mapocho-Trebal y La Farfana de la sanitaria Aguas Andinas, y de la optimización permanente de los procesos existentes.

Adicionalmente, realizaremos el tratamiento de nitrógeno seleccionado para los retornos de deshidratación de lodos digeridos de la PTARS La Farfana y Mapocho-Trebal. Esto implica una de-ammonificación basada en la utilización del proceso biológico Anammox de oxidación anaerobia de amonio y nitrito. Este proceso supone una alternativa económica y ambientalmente rentable frente a los procesos convencionales de eliminación de nitrógeno por nitrificación desnitrificación, debida especialmente a los menores costos de operación.

 

Este proceso biológico se desarrolla en dos etapas :

 

  • Primera fase aeróbica: Se realiza una nitritación parcial del amonio presente en los retornos, en presencia de bacterias AOB (Ammonium Oxidizing Bacteria)
  • Segunda fase anaeróbica: Los nitritos formados reaccionan con el amonio para formar N2 sin que por ello sea necesario un aporte de carbono fácilmente biodegradable (de-ammonificación). El consorcio bacteriano responsable de esta transformación se denomina de forma genérica Anammox

Mapocho-Trebal

Por otro lado, la ampliación de la central de cogeneración en Mapocho-Trebal estará constituida por dos unidades de cogeneración e instalaciones, y/o servicios necesarios para el funcionamiento de los equipos a integrarse a la Central.

 

Las nuevas instalaciones constarán de las siguientes unidades:

 

  • Un grupo generador dentro de la actual sala de generación existente
  • Un grupo generador contenerizado, ubicado al exterior de la actual sala de generación existente
  • Sistema de abatimiento NOx (sistema de catalización selectiva)
  • Sistema de recuperación de calor (vapor y agua caliente)
  • Dos transformadores de poder (23/0,4 kV) dentro de la sala de generación existente.
Beneficios

SUEZ está demostrando su experiencia, aplicando los principios de la economía circular al ofrecer a la Región Metropolitana un sistema de saneamiento destinado a convertirse en biofactorías, o plantas autónomas en energía consideradas como referentes en el uso de tecnologías de nivel mundial, que garantizan, un servicio de calidad y proporcionan a Santiago recursos hídricos sostenibles.
Los principales beneficios son: 

  • Optimización de los costos de O&M de la planta
  • Cumplimiento de la normativa vigente
  • Eliminación de exceso de nitrógeno
  • Alto rendimiento de eliminación de nitrógeno, a las temperaturas habituales en los retornos (en torno a los 30° C)
  • Bajo consumo de insumos químicos para la remoción de nitrógeno
  • El tratamiento de nitrógeno es inocuo sobre los tratamientos biológicos existentes y tiene bajo consumo energético
  • Obtención de una producción energética renovable, de alto valor a bajo coste.
  • Autonomía y seguridad energética frente a la estabilidad de suministro y evolución de los precios de la energía futuros
100
%

de utilización del biogás

 

80
%
de remoción de Nitrógeno Amoniacal
0
consumo de energía eléctrica no renovable
Palabras más buscadas
INICIO