Saltar para al contenido principal

Produciendo energía gracias al agua y los residuos

SUEZ combate activamente el cambio climático a través del desarrollo de soluciones innovadoras para optimizar su consumo de energía, incentivar el uso de energías renovables de alto potencial, y reducir las emisiones de gases de efecto de invernadero de sus clientes.

Desafíos

Promover una energía más sustentable

Mejorar el rendimiento energético de sus instalaciones
Optar por soluciones sustentables de producción de energía
Conformarse con las nuevas regulaciones ambientales
Nuestras innovaciones

Usar la energía de las redes de tratamiento de aguas residuales para producir calor 

El aumento de los precios de la energía y de los impuestos sobre el carbono exigen medidas eficientes para recolectar la energía. Con la solución Degrés Bleus, SUEZ desarrolló un procedimiento económico y ecológico que capta el calor en las aguas residuales para re-inyectarlo en circuitos de calefacción.

Al producir energía verde, Degrés Bleus reduce las emisiones de gases de efecto invernadero de un 50 a un 70% en comparación con una solución térmica convencional. Esta solución ha sido comprobada en varios centros acuáticos urbanos.

De las aguas residuales al calentamiento

La solución Degrés Bleus combina un intercambiador de calor acoplado a una bomba de calor. El intercambiador de calor, que comprende un circuito cerrado de tubería, transporta el agua que es calentada por el calor en las aguas residuales. El agua llega entonces a la bomba, que realiza la transición entre la red de aguas residuales y el circuito de calefacción. Las calorías se multiplican, de tal modo que la temperatura del agua aumenta y se torna utilizable.
Degrés Bleus, que no causa molestias y es completamente seguro, puede ser adaptado tanto a redes nuevas como existentes en unidades habitacionales, oficinas, hospitales, piscinas, casas de retiro, escuelas, etc.

Reducción de 300 toneladas de emisiones de CO2 por año

Al producir energía verde, Degrés Bleus reduce las emisiones de gases de efecto invernadero de un 50% a un 70% en comparación con soluciones térmicas convencionales. También ayuda a conservar los recursos naturales, reduciendo el consumo de energía no renovable de un -30% a un -60%.
Después del primer sitio que implementó "Degrés Bleus" en 2010, el Centro Acuático en Levallois-Perret, la solución ahora está en uso en 13 instalaciones ya existentes en Francia, de las cuales el Palacio Presidencial de Eliseo.

Recuperar el biogás de una estación de tratamiento de agua para abastecer las ciudades con energía

El biogás de los lodos de una planta de tratamiento de aguas residuales es purificado para producir biometano, que posee todas las propiedades del gas natural. SUEZ utiliza su experiencia en la gestión sostenible de los residuos para desarrollar nuevas soluciones que utilizan el biometano para sus clientes. Su objetivo es aumentar su producción de biogás de un 30% a un 50% para el 2020.
La Farfana
La Farfana, una planta de tratamiento de las aguas residuales del Gran Santiago se moderniza implementando soluciones concretas para limitar su consumo energético, valorizar los residuos en biogás. Un paso adelante hacia la economía circular.

En noviembre de 2016, Aguas Andinas, la sociedad que administra el agua y el saneamiento de la Región Metropolitana de Santiago de Chile, lanzó una consulta para la renovación del contrato de operación de dos plantas depuradora de "Gran Santiago", El Mapocho-Trebal y la Farfana. Esta licitación también pretendía solicitar, por parte de las empresas participantes, una propuesta de inversiones que permitía transformar las plantas depuradoras en “biofactorias ".
Esta terminología "biofactorias" demuestra la ambición de inscribirse en la economía circular limitan como máximo el consumo de energía fósil y la producción de residuos de las plantas depuradoras. El objetivo es llegar a la autonomía energética y al "cero residuo "de aquellas plantas y transformarlas en sitios de producción simultánea de dos formas diferentes de energía: electricidad y calor.
La planta Mapocho-El trebal dispone desde ahora de tres motores de cogeneración que funcionan al biogás lo cual permite cubrir el 100 % de sus necesidades térmicas y el 85 % de sus necesidades eléctricas. La planta de la Farfana cuenta, entre otras cosas con una instalación de bio-metanización con capacidad de 3 300 tipos de Nm ³/h que permite alimentar la red de distribución de gas urbano.
La propuesta de SUEZ consistía en modernizar las plantas depuradoras para que sean al 100 % autónomas en energía (térmica y eléctrica), asegurando el mantenimiento de la producción de biogás de la Farfana.
Por otro lado, el Grupo propusó una reducción del 85 % del volumen de residuos producidos, gracias a una valorización de la arena, las grasas y el secado ordenado de una valorización energética del 100 % de la materia orgánica de los lodos.

Este éxito confirma ambas depuradoras de Santiago como las plantas más modernas en América Latina.

Transformando biogás de las depuradoras en combustible verde

Francia, en el año 2014, las regulaciones cambiaron para autorizar la inyección de biometano de las plantas depuradoras en la red de distribución de gas natural urbano. Sin embargo, en ciertos casos, el biometano producido en una planta depuradora no puede ser inyectado por ser muy alejado geográficamente de la red de distribución de gas urbano. Con la innovación BioGNVAL, SUEZ propone una solución alternativa.
"En mi opinión, el biogás de nuestras estaciones de purificación representa una contribución concreta de las regiones para el esfuerzo conjunto de la transición energética"

Belaïde BedreddinePresidente del SIAAP

El demostrador industrial BioGNVAL, instalado en el sitio de la planta de tratamiento de aguas residuales del SIAAP en Valenton, es el primero de su tipo en Francia en reutilizar el biogás del tratamiento de aguas residuales como biocombustible líquido (bioLNG), una energía renovable que es fácil de almacenar y transportar.
Esta solución de reutilización de biogás consiste en purificar y licuar el biogás usando tecnología criogénica que divide su volumen por 1,000. El bioLNG resultante (o biometano licuado) está compuesto de casi 100% metano.

 

Reducción significativa de las emisiones CO2

El proyecto BioGNVAL ahora demostró que podemos producir un combustible limpio que no emite partículas finas, hace un 50% menos ruido y reduce las emisiones de CO2 de un - 90% en comparación con un motor diésel, y que proviene de nuestras aguas residuales. El demostrador industrial BioGNVAL puede tratar casi 120 Nm3/h de biogás para producir una tonelada/día de bioLNG, o el equivalente a dos tanques llenos para un buen vehículo pesado. Las pruebas demostraron que las aguas residuales producidas por 100,000 habitantes podrían producir bastante bioLNG para abastecer a 20 autobuses o 20 camiones.

Para más informaciones:

Ver el vídeo:
Palabras más buscadas
INICIO